This is an article that was published at the Mexican newspaper called "Reforma". Por Hugo de la Torre

Los reyes del tomate, la tortilla y el mango ya pueden hacer reverencia a la nueva alteza, María de Lourdes Sobrino, la reina de las gelatinas.

Originaria de la Ciudad de México, Sobrino emigró a Los Ángeles en 1982, cuando tenía 29 años; hoy es una exitosa empresaria que produce gelatinas preparadas para el mercado estadounidense y tiene ventas anuales por 12 millones de dólares.

Cuando llegó a California tuvo un intento frustrado de abrir una agencia de viajes.

Un día buscó por las tiendas una gelatina preparada como las que hacía su madre para las fiestas familiares y no la halló, pero eso le dio la idea de abrir un negocio de gelatinas preparadas.

Así nació la empresa Lulu's Dessert que creció hasta producir actualmente 60 millones de vasitos de gelatina al año.

Cuando la multinacional Kraft introdujo en 1993 la gelatina lista para comer, la reina de las gelatinas pensó que sus días como empresaria estaban contados.

Por suerte se equivocó, pues más que restarle clientes, le ayudó a educar al consumidor estadounidense.